Cómo evitar fallos de seguridad en tu web

FECHA: 01/07/2021

PUNTUACIÓN: 

5/5 - (2 votos)

Como responsables de nuestros sitios web, es fundamental conocer los principales fallos de seguridad que suelen tener y cómo poder protegernos ante estos fallos.

Cualquier dispositivo o herramienta que esté conectada a internet se encuentra expuesto, por lo que puede ser objetivo de ataque por parte de cualquier persona u organización. Para evitar esto, nuestro sitio web debe estar protegido de manera correcta para intentar evitar en la medida de lo posible la mayor cantidad de ataques o problemas de funcionamiento.

La seguridad es un elemento principal que no puede faltar al momento de usar internet o hacer uso de dispositivos que se encuentran conectados, sin importar cual sea el sistema operativo o el tipo de equipo que se use. Al corregir y evitar los fallos de seguridad en nuestro sitio web no sólo estamos protegiendo nuestra web, si no que, además, también protegemos a nuestros usuarios y clientes.

Ayuda

Por esta razón, recomendamos seguir los siguientes consejos:

Mantener actualizado el software

Este consejo es esencial y no debe pasarse por alto. No importa cuál sea el gestor de contenido o la herramienta web que se esté usando, todas las semanas se descubren fallos de seguridad y errores en programas y softwares usados en internet. Tras descubrir estos errores, los desarrolladores los solucionan y añaden dichas soluciones en las nuevas versiones del programa. Por ello, para evitar fallos de seguridad, el primer paso es tener siempre nuestras herramientas informáticas lo más actualizadas posibles.

Además, cuando los equipos de desarrollo suben a internet una actualización de sus programas, hacen públicos cuales son los cambios que han hecho respecto a la versión anterior; lo que también incluye los errores de seguridad. Por lo que, cualquier usuario de internet puede saber qué fallos de seguridad tiene cada versión de cada programa; y si un atacante ve que nuestra web usa una versión antigua, entonces puede saber exactamente qué fallos de seguridad tiene esa versión sin necesidad de invertir tiempo en descubrirlo por él mismo.

Instalar un certificado SSL

Este consejo no es sólo importante para la seguridad de nuestra web, si no que también afecta en gran medida al SEO de nuestro sitio web.

Al navegar por internet nos podemos encontrar con 2 tipos de páginas. Aquellas que su URL empieza por HTTP y las que su URL empieza por HTTPS. Este código de letras que aparece al principio de las URLs indican el protocolo que usa dicha página web para enviar datos entre el usuario y el servidor web. El protocolo HTTP es el protocolo web estándar y el protocolo HTTPS es el protocolo web Seguro.

Hoy en día, al navegar por internet, la mayoría de las páginas ya utilizan la versión segura HTTPS; puesto que, no sólo se aumenta la seguridad del sitio web, si no que, además, si no se usa este protocolo los buscadores de internet penalizarán nuestro posicionamiento SEO. Además, si no se utiliza este protocolo tan extendido y reconocido por los usuarios, nuestro sitio web perderá credibilidad y confianza de cara al público; ya que los propios navegadores web informan si una página usa o no este protocolo mediante el símbolo del candado en la barra de búsqueda.

Protocolo HTTPS en los navegadores web

Para evitar fallos de seguridad en nuestra web y mejorar su imagen activando el protocolo HTTPS, debemos instalar un certificado SSL en nuestro sitio web. En HIT estos certificados son gratuitos y se instalan y renuevan de forma automática.

No abusar de los plugins de las herramientas web

Los plugins suelen ser bastante variados, sobre todo en los gestores de contenido como WordPress. Existe un abanico de posibilidades en cuanto a las opciones que pueden mejorar la administración de la web, ofreciendo a los usuarios ciertas funcionalidades atractivas.

El problema de los plugins es que son programas independientes compatibles con la herramienta que utilicemos, y como hemos comentado antes, cualquier software tiene fallos de seguridad que aún no se han solucionado o que ni siquiera se han descubierto. Esto significa que, cuanto más plugins añadamos a nuestro sitio web más aumentamos las posibilidades de tener fallos de seguridad conocidos que los atacantes puedan aprovechar.

Ayuda

Por eso se recomienda tener prudencia y usar el sentido común a la hora de instalar plugins en nuestras herramientas o sitios web, intentando no instalar demasiados plugins y usando sólamente aquellos que nos sean de gran utilidad. Si en algún momento un plugin ya no nos es necesario o directamente dejamos de usarlo, lo recomendable es desinstalarlo lo antes posible.

Además, como hemos comentado, los plugins son programas, y por lo tanto, que tienen sus propias actualizaciones. Si vamos a usar plugins en nuestros sitio web es imprescindible mantenerlos lo más actualizado posible para evitar fallos de seguridad.

Proteger el acceso de los usuarios

En este caso, la práctica más eficiente y fácil de implementar es configurar nuestro sitio web para que sólamente acepte contraseñas de usuario fuertes y con un alto nivel de dificultad.

Hoy en día existen muchas herramientas sencillas y fáciles de usar que pueden obtener la contraseña de un usuario si esta contraseña es corta y sencilla, convirtiendo a los propios usuarios en un fallo de seguridad.

Sin embargo, también existen muchas herramientas para guardar de forma segura las diferentes contraseñas que usamos para cada servicio. De hecho, los propios navegadores web tienen integrados estos gestores de contraseñas; por lo que, como ya no necesitamos memorizar todas nuestras contraseñas, no hay problema en usar contraseñas complejas.

Realizar copias de seguridad

Esta es otra de las prácticas básica que se deben llevar a cabo en cualquier sitio de internet. Periódicamente debe realizarse copias de seguridad de todo el sitio web y de partes concretas. De esta manera se podrán almacenar en un lugar seguro los archivos, contenidos y publicaciones que no se perderán en caso de sufrir algún ataque.

Es importante remarcar que, para que esto funciones, las copias de seguridad deben almacenarse en un lugar diferente de donde tenemos nuestro sitio web; ya que, si los servidores donde tenemos nuestros sitios web son atacados, también podrían atacar a nuestras copias de seguridad.

Si sigues todos estos consejos que le hemos explicado en este artículo, conseguirás evitar la mayor parte de los fallos de seguridad propios de los sitios web.

Sabemos que no siempre se tiene el tiempo o los conocimientos para resolver estos problemas, somos conscientes, por esa razón ponemos a disposición de nuestros clientes los servicios de mantenimiento web, donde nos encargamos de la completa gestión y resolución de estos fallos de seguridad.

5/5 - (2 votos)
Ayuda